miércoles, marzo 24, 2010

No temas al que mata el cuerpo, sino al que te roba el alma

La Biblia habla de que debemos tener cuidado no con el que mata el cuerpo, sino, con el que te roba o mata el alma. Todos sabemos que el paso por está vida ha de terminar algún día, se nos da el día en que nacemos pero no, el día en que hemos de entregar nuestra alma, ¿a quien? No se, todo depende de nuestros sentimientos, que realmente
son los que tendrán peso durante nuestro juicio celestial. ¿Cómo puedo perder mi alma? La respuesta está en el odio, en la envidia, en la Soberbia, en las personas que te rodean, aquellas que siembran cizaña en un corazón, y elevan tanto tu ego, que después ya no eres capaz de ver al que esta mas abajo y que talvez necesita ayuda, el ego elevado es la soberbia, la adulación es su alimento, el odio su castigo. Una persona con esta clase de sentimientos es despreciada por muchos, o sea que contamina el alma de otros, dando paso a que nazcan sentimientos impuros, es aquí cuando comenzamos a perder el alma, es por eso que debes alejar toda impureza de tu corazón, no juzgues para que no seas juzgado, arrepiéntete del mal que has provocado, porque no solo se peca de palabra, o con nuestros actos, sino con el pensamiento, la omisión, yo siempre doy esté consejo, no es más rico el hombre que lo posee todo, el verdaderamente rico es aquel que vive sin necesitar mucho, y le da gracias al creador por la sabiduría de poder conocer la diferencia.
Aléjate de los que pueden robar tu alma, se feliz con la prosperidad que nuestro Dios te da, y nunca consideres poca las cosas que vienen de sus manos, el simple hecho de respirar, de escuchar a los pájaros y sentir la brisa, es un regalo único, y que nadie te lo podrá dar, solo él. La verdadera alegría de vivir está en ayudar a los demás, eso reconforta el alma y la fortalece.
Imprimir artículo

1 comentarios:

jessica gloria dijo...

Temed al que mata el cuerpo y el alma en el Hades ,es el contexto que JESUS LES DIO A SUS DISCIPULOS CUANDO LES DIJO QUE SERIAN PERSEGUIDOS , no son los egoismos , ni la soberbia , es EL JUICIO DE JESUS, EL TIENE Temed al que mata el cuerpo y el alma en el Hades , no son los egoismos , ni la soberbia , es EL JUICIO DE JESUS Nuestro REDENTOR , EL TIENE POTESTAD Y PODER SOBRE LA MUERTE , EL PECADO Y EL INFIERNO , DICE LA PALABRA DE DIOS, HASTA LSO DEMONIOS LE TEMEN Y SE LE SUJETANY PODER SOBRE LA MUERTE , EL PECADO Y EL INFIERNO , DICE LA PALABRA DE DIOS, HASTA LSO DEMONIOS LE TEMEN Y SE LE SUJETAN

Publicar un comentario

Antes de que hagas tu comentario medita

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates
Compartir English Portuguese Spain